• FORMAMOS LÍDERES LOCALES

    FORMAMOS LÍDERES LOCALES

  • LA IGLESIA ES EL CENTRO DE FORMACIÓN

    LA IGLESIA ES EL CENTRO DE FORMACIÓN

  • CAPACITAMOS PARA EXPANDIR EL REINO

    CAPACITAMOS PARA EXPANDIR EL REINO

  • 1

UN BUEN CAMARERO - Lucas 9:48

Hace unos días estaba preparando un sermón dominical y me encontré con una muy buena ilustración que había oído en mi época de estudiante de seminario.

Cuenta la historia que entre los años 1850 y 1860 había un gran predicador en la iglesia “Metropolitan Tabernacle” en Londres llamado Charles Spurgeon, (El fue pastor de esa iglesia bautista por más de 38 años, y esta historia ocurrió por esos años). El poder de sus predicaciones y el impresionante don que tenía este orador se extendieron rápidamente por toda Europa y su fama fue muy grande. Un hombre, oyendo las historias que se contaban de Spurgeon y viendo el gran movimiento que estaba causando en todo el territorio europeo, decidió ir a oírlo predicar.

Llegó al impresionante edificio de esta iglesia Bautista en Londres, y el, muy afortunado, tuvo la oportunidad de saludar a Charles Spurgeon antes de su predicación y le dijo “Respetado predicador Spurgeon, vengo desde muy lejos a oír a el gran predicador que es usted “, siguió y se sentó en las primeras bancas de la iglesia a oír el sermón dominical.

El hombre escuchó atentamente la predicación por cerca de 40 minutos y después de ella se quedó sentado unos minutos con su rostro inclinado. Al salir volvió a encontrar a Spurgeon en la puerta y con lágrimas en los ojos y su voz entrecortada le dijo “Vine a verlo a usted por ser un gran predicador y me voy admirado del gran Dios y Salvador tenemos en los cielos”, se despidió y se fue.

¿Quienes somos como los cristianos? Somos mensajeros del reino. Y nuestro principal deseo en la vida es dar a conocer las buenas noticias, noticias de la llegada del reino de Cristo. Mensajeros, heraldos, embajadores de las buenas noticias, y ello quiere decir es que nosotros no somos importantes, que lo importante es él, Cristo y su mensaje.

El Señor Jesús en repetidas oportunidades en los evangelios nos dice que debemos ser como niños. Un niño de esta época no era considerado para nada, era una persona sin categoría social, una persona dependiente de sus padres o familiares, cuya palabra no servía para nada y su palabra carecía de peso testimonialmente hablando. Y a eso es a lo estamos llamados a ser: niños.

Niños que llevan un mensaje, el mensaje de salvación dado a los hombres por el Hijo unigénito de Dios. El que recibe a Cristo está recibiendo a Dios. Ahí podemos entender las palabras finales de Lucas 9:48: “El que es más pequeño entre vosotros, ese es el más grande”, cuanto menos lugar ocupamos nosotros, más relevancia puede ocupar aquel que es verdaderamente importante, Cristo.

Paradójicamente, cuanto menos pueda verse el mensajero, con mayor claridad se verá el mensaje.

Con estas sencillas palabras quiero que nos animemos unos a otros a ser buenos camareros del evangelio, sin quitarle nada al mensaje y sobre todo sin ponerle complementos, por cuanto el verdadero poder transformador de vidas esta allí, arraigado en la Palabra de Dios plasmada en nuestras Biblias.

Muchas bendiciones.

César

NUESTRO BLOG

SI DESEAS MÁS INFORMACIÓN

Consultanos sin compromiso.

Si desea más información, complete este formulario. Nos pondremos en contacto con usted a la mayor brevedad posible.

Seleccione los archivos que desee adjuntar
El tamaño máximo para cada archivo es 100 MB

    ¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Ver Politica